domingo, 14 de octubre de 2007

Asesina

Este mes ha salido en la revista Nosolorol el último capítulo de una serie de mini-librojuegos basados en el juego de rol Slang, como ya ocurriera con Ángeles Caídos, que salió en papel. La serie, con el elocuente título de Asesina, ha sido escrita, cómo no, por el incombustible José Luís López, que se ha convertido en el más prolífico autor español de librojuegos de todos los tiempos. Aún tienen que salir al menos otro par de librojuegos de Slang de su cosecha, y por supuesto los tres que restan de la serie que le dió a conocer como autor de librojuegos, Leyenda Élfica. Todos aquellos que sigáis esta serie, estaos atentos porque pronto saldrá el segundo volumen, El emisario.

Pero vamos con lo que nos ocupa, Asesina. El librojuego sigue siendo fiel a su antecesor: narración en primera persona, muchas escenas de acción (muchas más que en Ángeles Caídos) y un trabajado árbol de secciones que ofrece muchísimas posibilidades. La novedad es que la serie se divide en capítulos que forman mini-librojuegos de 60 secciones (con excepción del último, que alberga 120), y que dependiendo de cómo actúes y las decisiones que tomes se te puede mandar a uno u otro capítulo. En él nos metemos en la piel de Vlada (¡como los salones de juego de Vlada de Kharé! ¿os acordáis?), una asesina que participó en la guerra de Bosnia como francotiradora y que se mudó a los EE.UU. Ahora trabaja para la mafia rusa, y se va a meter en problemas en el próximo encargo que le van a hacer. La historia es una sucesión de tiroteos, peleas, huidas, "allanamientos de morada" y todas esas cosas típicas del género negro, que sin duda harán las delicias de los aficionados al género. Me ha llamado la antención el hecho de que cada uno de los capítulos la acción tenga lugar en el interior de un edificio (un hotel, nuestra casa, la comisaría...). No obstante, no llega a ser repetitivo, tal vez debido a que la emoción va in crescendo hasta llegar al clímax de la historia, que coincide con su final. Se echa de menos un mayor desarrollo de la personalidad de los personajes, pero como el propio autor reconoce, no se quiso detener demasiado en ello. No os esperéis encontrar aquí un personaje como el atormentado agente Delgado de Ángeles Caídos, ni una trama demasiado compleja. Sin embargo, esto al menos da pie para que te hagas el personaje a tu gusto: puedes imaginarte a Vlada como a Elektra o como a la vengativa Bamba Negra de Kill Bill. Además, no por que la trama sea menos compleja y los personajes tengan menos profundidad deja de ser una lectura entretenida: la gran cantidad de escenas de acción y sus diferentes consecuencias harán que cada vez que empieces de nuevo la aventura vivas situaciones diferentes e igualmente emocionantes.

Las reglas no han cambiado nada con respecto a Ángeles Caídos, solo se ha cambiado la habilidad de "conducir" por la de "ciencias". En cuanto a las ilustraciones, siguen la misma línea que su predecesor, pero al ser un librojuego gratuito, son mucho más escasas.

En resumen, y haciendo un símil con el séptimo arte, Asesina sería una de esas películas en las que el principal aliciente es la ingente cantidad de casquillos de bala que ruedan por el suelo a lo largo de la misma, una obra en la que no hay que buscar profundidad, sino deleitarse con la emoción de los disparos.

Mención aparte para el diseño de la aventura. Da la sensación de que al autor cada vez le resulta más sencillo trabajar con el árbol de secciones y consigue hilar secuencias muy bien planteadas.

1 comentario:

Modelis dijo...

Gracias por la reseña, archimago.

todo lo que comentas me parece apropiado, desde que hay muchas más escenas de acción (mi idea era hacer un librojuego de acción, claro) a lo de que cada capítulo suceda en un edificio (esto era principalmente para facilitarme la escritura). Vamos, espero que hayas disfrutado con tanta casquería, y sólo disculpar que esa falta de "profundidad" en los personajes.

Para los que quieran más historia, sólo esperar que os animéis con el segundo de Leyenda Élfica: El Emisario (toma publicidad encubierta).