sábado, 15 de noviembre de 2014

Lectura on-line de librojuegos en Librojuegos.org

La web Librojuegos.org lleva ya más de un año de andadura poniendo en conocimiento de todos los amantes de la literatura interactiva las novedades que van saliendo en español en esta especie de segunda época que se conoce como el resurgir de los librojuegos, y a la que muchos, no obstante, miramos con incredulidad, al menos en lo que se refiere al mercado español, dada la debacle de principios de siglo. Podría argumentarse que el 2000 era mala época para los librojuegos, ya que los videojuegos dominaban la oferta de ocio, pero actualmente, gracias al auge de los dispositivos móviles, disfrutamos ya de varias aplicaciones, como Sorcery!, que están dando mucho que hablar.

El caso es que a los que nos encantan las aventuras interactivas no nos queda otra que invitar a todo el mundo a descubrir esta opción de ocio, y esa es la razón por la que he decidido organizar una lectura on-line en el foro de Librojuegos.org.

La lectura on-line, en lo que librojuegos se refiere, se lleva a cabo de la siguiente manera: uno de los participantes, al que llamaremos narrador, se encarga de transcribir (o traducir, como será el caso que nos ocupa) los párrafos del libro, y cuando llegue uno en el que toque decidir entre varias opciones, el resto de participantes vota la opción que más les guste o que les parezca más adecuada. Normalmente, para que haya fluidez y la lectura no se quede estancada, el narrador transcribe (o traduce) un párrafo cada día o cada dos días, de manera que, por ejemplo al final del día, se mete en el foro, observa las respuestas de los demás y sigue por el párrafo que haya decidido la mayoría, aunque no hayan escrito todos los participantes. Estos no tienen por qué limitarse a votar, sino que pueden además argumentar sus decisiones para intentar convencer a los demás. El narrador también es quien hace las tiradas de dados cuando estas son necesarias, y quien lleva en cuenta todos los datos pertinentes (hoja de personaje, mapas, etc.), manteniéndolos siempre actualizados y poniéndolos en conocimiento de todos los participantes.

Bien, pues en este caso yo seré el narrador, y como me resulta interesante dar a conocer librojuegos desconocidos en nuestro país, tengo dos propuestas: Fatemaster y Heart of Ice. Así pues, la primera decisión atañe al librojuego que queréis leer aquellos que deseéis participar. Por supuesto, yo me encargaré de traducir los párrafos que salgan elegidos cada vez que se vote.

Y ahora, para ayudaros a tomar una decisión, hablaré brevemente sobre ambos librojuegos y traduciré el texto introductorio de cada uno para que os hagáis una idea de qué van.

Fatemaster

Esta serie de fantasía medieval, que data de 1986 y escrita por Paul Vernon, consta de solo dos títulos: Treachery in Drakenwood (Traición en Drakenwood) y Fortress of the Firelord (La fortaleza del Señor del Fuego). Al parecer, se anunció un tercero que nunca salió. Son librojuegos de exploración bastante largos (500 secciones cada uno) y con detalles muy originales, de los cuales el más llamativo es que el lector tiene que ir dibujando un mapa de la zona explorada conforme avanza, y cuyos trozos aparecen en las secciones por las que se va moviendo; es un sistema parecido al de la niebla de guerra de los videojuegos de estrategia, pero a mano. Otra particularidad es que no hay puntos de vida ni nada por el estilo, sino que, cada vez que el personaje resulta herido, se restan los puntos de su Fuerza o de su Agilidad, de modo que con cada herida se vuelve más débil, hasta que llega a cero en una de las dos y muere. También hay hechizos, que cuestan puntos de Poder; el personaje conoce diez, de los cuales unos son de ataque, otros de defensa, y otros "misceláneos" (es decir, de uso diverso).

Esta es la introducción:
El bosque del Draken es un lugar peligroso, especialmente de noche. Mientras atravesabas este bosque, hace tres noches decidiste dormir en las ramas de un árbol en lugar de arriesgarte a hacerlo en el suelo. ¡Y menos mal que lo hiciste! Al anochecer te despertó una fila de jinetes armados que pasaron por debajo de ti casi de inmediato. Se dirigían al Diente del Draken, una montaña solitaria en el corazón del bosque, y gracias a la luz de sus antorchas pudiste ver la mirada amenazadora de unas cabezas de dragón plateadas en sus escudos negros.
Uno de los caballos a mitad de la fila llevaba lo que parecía una mujer joven atada. Tenía una mordaza fuertemente atada en torno a su boca, y tenía manchados de barro su pelo claro y su vestido azul. A pesar de lo desaliñada que iba, pudiste ver por sus ropas de calidad y sus lujosos adornos que debía ser una mujer de cierta importancia.
Un hombre de gran tamaño con un yelmo emplumado se separó de la fila de jinetes y comenzó a gritar órdenes y a meterles prisa. Cuando llegó a la altura de la mujer, el hombre de armas más cercano le dijo:
-Sir Roderic nos dará una buena recompensa por el trabajo de hoy, ¿eh, capitán?
Con pasmosa velocidad, la espada del capitán saltó de su vaina y silbó en el aire. Los labios del desafortunado hombre de armas aún se movían en protesta cuando su cabeza golpeó y rodó por el suelo cubierto de hojas. Pronto le siguió el cuerpo descabezado, que se desplomó lentamente tras resbalar de su silla.
-Esa es la única recompensa que le espera a cualquiera de vosotros que no sepa controlar su lengua -gruñó el capitán, limpiando su espada con desprecio en el sobreveste del muerto antes de devolverla a su vaina-. Puede haber espías en todas partes, incluso en el bosque de Draken.
Te agarraste fuertemente a la rama sobre la que estabas tendido e intentaste permanecer completamente inmóvil, esperando que a ninguno de los guerreros que se afanaban en liberar al muerto de su armadura y sus armas le diera por mirar hacia arriba y te descubrieran.
-Vamos, moveos -les espetó el capitán, acompañando su orden de una violenta patada con la que derribó a uno de los hombres-. A este paso amanecerá antes de que lleguemos al diente.
Los hombres volvieron rápidamente a sus caballos y la fila se puso de nuevo en marcha. Con un suspiro de alivio, relajaste tus músculos entumecidos cuando el sonido de los cascos desapareció en la distancia.
A la mañana siguiente, encontraste una gema oculta en la bota izquierda del cadáver, la cual vendiste por 10 piezas de oro en el pueblo de Beckford, ya por la tarde. Tuviste suerte de que la gema no fuera encontrada por los compañeros del muerte tras su apresurado registro, ya que de lo contrario estarías sin blanca.
Había bastante agitación en Beckford, y el relato del secuestro de la hija del Conde de Esgaron estaba en boca de todos.
La bella dama Arowen se encontraba viajando al oeste atravesando la baronía de Drakensfeld, camino de su boda con el duque de Romark. Algunas millas al oeste de Beckford su reducida escolta sufrió la emboscada de un grupo de guerreros cuyos escudos, según se decía, llevaban el emblema del barón de Drakensfled: la cabeza de un dragón plateado sobre un fondo en sable.
La dama Arowen había rechazado la pedida de mano del barón y algunos decían que por eso la había mandado secuestrar. Otros decían que, al contrario que su hermano, Sir Roderick, el barón era demasiado honorable como para rebajarse a cometer tal acto. Apuntaron al hecho de que había ofrecido una gran recompensa a quien la rescatara.
-¡Sandeces! -decían quienes le acusaban-. Eso lo hace solo para disimular.
Se rumoreaba que el conde de Esgaron también estaba convencido de la culpabilidad del barón, y además de ofrecer una gran recompensa él mismo a los rescatadores, había amenazado con declarar la guerra a menos que su hija regresara en siete días.
En medio de su excitación, los lugareños parecían haber olvidado que eras un forastero y contestaron abiertamente tus preguntas sobre Sir Roderick, el hermano del barón. Tres meses atrás, Zandabar el Nigromante, un amigo de Sir Roderick, había sido desterrado por el barón. Pero, en lugar de marchar al exilio, Zandabar planeó asesinar al barón, y Sir Roderick le ofreció su ayuda, ya que se convertiría en barón tras la muerte de su hermano. No obstante, el plan falló. Sir Roderick y algunos de sus seguidores huyeron hacia el norte, y se pensó que Zandabar había huido con él. Desde entonces, nada se sabe de ninguno de los dos.
Aquella noche, antes de irte a dormir en la posada en la que te hospedabas, sonreíste para tus adentros. Has estado muchos días viajando desde el norte en busca de fama y fortuna, y parecía que el destino te había puesto ambas al alcance de la mano. Tenías una damisela que rescatar, una recompensa que reclamar y una guerra que impedir. La clave de estas tres cosas se encuentra en la montaña solitaria en el corazón del bosque de Draken...
Heart of Ice

Este es un librojuego que se publicó en 1994 y fue reeditado en el 2000, con una de las primeras ediciones funcionales en PDF que permiten llevar un registro de la hoja de personaje. Fue escrito por Dave Morris, el mismo autor de las afamadas Fabled Lands y Blood Sword. Está ambientado en un futuro apocalíptico en el que un ordenador que controla el clima de la Tierra ha sumido esta en una segunda Edad de Hielo debido a un fallo provocado por un virus. El librojuego no usa dados, pero tiene un sistema de juego y una hoja de personaje con varias habilidades, puntos de vida, posesiones y dinero, haciendo hincapié en que es el lector, y no el azar, el que debe controlar el destino del personaje. Además, existe la posibilidad de elegir entre varios personajes o hacerte tú uno a tu gusto.

Y he aquí su introducción:

En 2015, las condiciones climáticas en el mundo iban de mal en peor, lo cual llevó a la primera Conferencia Económica Global. Se acordó implementar medidas dirigidas a revertir el daño de la industria a la ecología y  restablecer la capa de ozono. Sobre 2031, se pusieron en órbita diversos satélites de control climático. Para que fueran más eficaces, y como muestra de la cooperación internacional, todos se pusieron bajo el control de una supercomputadora llamada Gaia: la Global Artificial Intelligence Assembly o Sistema de Inteligencia Artificial Global. El clima de la Tierra comenzó a mostrar una constante mejora.
El primer indicio de catástrofe se produjo pronto, en 2037, cuando Gaia se desactivó inexplicablemente durante un periodo de diecisiete minutos. Se volvió al funcionamiento normal, pero el sistema continuó sufriendo fallos. Uno de los fallos dio como resultado que París se viera sometido a una ola de calor de dos días, de tal intensidad que la calzada se agrietó. Tras varios meses, el defecto fue identificado. Un virus informático se había introducido en Gaia por medios desconocidos. El diseñador del sistema empezó a programar un antivirus pero murió antes de terminar su trabajo. La crisis empeoró durante aquel año hasta que, tras la muerte de cinco mil personas por una súbita inundación en la costa de Bangladesh, el proyecto Gaia fue oficialmente cancelado. Por desgracia, ya no era posible desactivarlo.
Más o menos a mediados del siglo XXI, las condiciones climáticas globales eran caóticas debido al funcionamiento esporádico de Gaia. Los casquetes polares aumentaban de tamaño anualmente. Australia fue sometida a lluvias torrenciales prácticamente constantes. El centro de Asia se convirtió en un erial. La situación política reflejaba los estragos del clima, con guerras que estallaban continuamente por todo el globo. A finales de 2054, unos expertos en informática de Londres intentaron acceder a Gaia e intentaron localizar los virus introducidos en el programa. Gaia detectó esto y, interpretándolo como un ataque a su programa, contraatacó desarrollando una cadena de sistemas de defensa que le permitió lanzar un ataque nuclear. Londres fue destruida por completo.
A finales de siglo Gaia se había introducido en todos los principales sistemas informáticos, tomando el control de las redes de clima, comunicaciones y armas alrededor de todo el planeta. Los periodos de claridad y de tiempo acogedor se intercalaban con huracanes y ventiscas. El presidente de los Estados Unidos concedió una entrevista en la que comparó Gaia con un organismo viviente.
-Se concibió como la madre protectora de la humanidad, pero esta "madre" se ha vuelto loca.
El declive progresivo llevó a la mayor parte de la humanidad al borde de la extinción. La población se redujo rápidamente hasta llegar a pocos millones de personas diseminadas por el globo, la mayoría en ciudades donde aún se podía producir comida de forma artificial.
Ahora es el año 2300. Los ricos permanecen aislados, sumidos en una falsa felicidad y esperando el final. Los pobres habitan suburbios sin ley donde se extienden las enfermedades. La tierra que se encuentra entre las ciudades yace bajo un manto de nieve y hielo.Nadie espera que la humanidad sobreviva otro siglo. Este es en verdad "el fin de la historia".
Conocidas ya ambas posibilidades, solo tenéis que registraros en el foro de Librojuegos.org, dirigiros al subforo de "proyectos" y votar por la opción que deseáis.

3 comentarios:

Fernando Lafuente dijo...

Eres grande, Archimago.

angelfrio dijo...

Magnifico, no dije nada antes, pero me lo estoy pasando muy bien con el libro-juego escogido. Gracias Archimago!

Juan Pablo dijo...

Gracias a vosotros por participar ;)