domingo, 13 de mayo de 2007

Leyenda Élfica, Nosolorol y José Luís López

Miedo, muerte, soledad y rumores de invasión. Así viven los elfos en estos días oscuros en los que la incertidumbre sobre el futuro de su marchito presente ensombrece sus corazones. Cada vez hay más grupos de orkos que saquean y destruyen todo a su paso. Cada vez hay menos elfos para hacerles frente. ¿Qué será de aquellos que un día moraron en todo Valsorth y hoy solo se esconden en los bosques de Shalanest? ¿Qué será de ellos si son verdad los rumores acerca de la caída de Teshaner, la gran ciudad de los humanos? La unión de los pueblos libres fue lo que consiguió derrotar al malvado nigromante Dios en el pasado, pero ahora esos mismos pueblos que hicieron frente a sus hordas de dragones luchan entre ellos en un ambiente lleno de suspicacia y de odio. Una nueva amenaza se cierne sobre Valsorth y ahora no hay nadie para hacerle frente. ¿O sí?

Así comienza la última saga de librojuegos surgida hasta la fecha, de clara inspiración tolkeniana, no solo en la disparidad racial del mundo en que se ubica, sino también en lo épico de su desarrollo. Por ahora solamente se ha publicado el primer volumen, El bosque en llamas, pero para verano de este año se espera que aparezca el siguiente, El emisario. El primero fue publicado el pasado verano, de la mano de una editorial que está dando mucho que hablar últimamente en el mundillo del rol: Nosolorol Ediciones.

Esta editorial ha apostado fuerte por el formato del librojuego, en un momento en que, tras el desastre de las reediciones de Lobo Solitario y Fighting Fantasy (Timun Mas), parece bastante más que arriesgado hacerlo. Sin embargo, no contenta con la publicación de este primer volumen de Leyenda Élfica, también ha sacado recientemente a la luz otro librojuego basado en su producto estrella, Slang (un juego de rol inspirado en el género negro), y este mismo mes está previsto que lo haga un tercero ambientado en el Siglo de Oro español. Librojuegos de géneros muy distintos y dirigidos a un público que va desde adolescentes hasta mayores de dieciocho. Veremos si prospera esta línea Singular, bajo la que se reunen todos sus librojuegos, al menos lo suficiente como para ver publicados los cuatro volúmenes de Leyenda Élfica.


El autor de la saga que nos ocupa, José Luís López Morales, ha sido el primer autor que publica una nueva saga de librojuegos desde que Joe Dever dejó sin terminar su serie de Lobo Solitario. Sus librojuegos aparecieron por la red unos tres o cuatro años antes de que fuera publicado en papel El bosque en llamas. Desde el primer momento, todos sus lectores hemos sido testigos del cariño y las ganas que le pone este prolífico autor de librojuegos a sus creaciones, y cómo su prosa ha ido evolucionando y mejorando a lo largo del tiempo. Y digo prolífico porque ha escrito ya, aparte de su principal serie, otros tres librojuegos (uno de ellos ambientados también en Valsorth), y tiene en proyecto un cuarto que es una auténtica locura, y que, de completarlo, será el librojuego más largo de todos los tiempos. El diseño de sus aventuras es bastante correcto, suele sacarle partido al formato ayudándose de diversas “técnicas” recogidas de otras series y además el diseño del árbol de secciones de sus aventuras siempre es bastante atractivo, dejando a un lado la linealidad que encontramos en otras series. De hecho, una de sus premisas a la hora de escribir un librojuego es que cada vez que se lea resulte diferente.

Volviendo a Leyenda Élfica, sería bueno analizar su trasfondo. Es una saga que encaja perfectamente en el género de fantasía épica, pero que, según algunos, se inspira demasiado en la fantasía medieval tolkeniana: elfos, dragones y orkos (esta vez con “k”). Sin embargo, al igual que no debe juzgarse una obra solamente por su género, tampoco debe hacerse por las fuentes de inspiración de las que bebe. El autor nos presenta la historia de un príncipe elfo, último en la larga lista de sucesión; nos muestra cómo el personaje va creciendo, va madurando a medida que se desarrolla la historia. La trama contiene a veces sorprendentes giros argumentales, y desde luego no decepciona a aquellos amantes de las novelas épicas. Pero no solo nos veremos envueltos en emocionantes combates, también encontraremos en el camino algunos misterios y deberemos hacer gala de nuestro ingenio para resolverlos. En definitiva, es cierto que el autor podría haber aprovechado para crear sus propias razas en lugar de haberse inspirado tanto en la Tierra Media, pero es que si hubiera sido así no hubiera sido lo mismo. Cuando empiezas a correr por el bosque huyendo de los orkos en el primer título te sientes un elfo de verdad, por las descripciones que José Luís hace de la vegetación a través de los ojos del elfo protagonista, por los sentimientos tan típicamente élficos de los que hace gala en todo momento, por esa ciudad en medio del bosque hecha de árboles inmensos... Por algo su título lleva explícita a la raza élfica. Esta y toda su sorprendente cultura, la cual nos mostró Tolkien en El señor de los anillos, vuelve a la vida en el continente de Valsorth, y salvo para los detractores de los elfos tolkenianos, resulta una delicia ver cómo el autor le ha dado continuidad en su propio mundo, manteniendo la fidelidad casi en cada detalle.

En cuanto al sistema de juego, el autor ha tenido el tino de aunar lo mejor de otras series de librojuegos (La búsqueda del Grial, Lobo Solitario, Legend of the Skyfall...), siendo el producto final un sistema sencillo a la par que equilibrado y lleno de posibilidades, con un añadido de reglas de combate más complejas para quien las quiera utilizar. El sistema está basado en tiradas de dados de diez caras, y permite resolver los combates con suma facilidad, si bien cuando las características son muy altas pueden alargarse demasiado. Ofrece varias posibilidades diferentes como mejorar la defensa llevando un escudo, realizar ataques extra empuñando dos armas y potenciar la capacidad defensiva en detrimento de la ofensiva. Es tan sencillo como tirar un dado, sumarlo a tu Ataque, restar la Defensa de tu enemigo y restar el resultado de estas operaciones a su Resistencia, muriendo cuando esta llegue a cero. Con respecto a las características, a veces hay que superar pruebas en las que, tras tirar un dado y sumarlo a la puntuación de una de ellas, se debe igualar o superar un número determinado (mientras mayor sea este número, mayor es la dificultad). Simple, intuitivo y efectivo. Tras configurar las características, debes elegir tu equipo entre una lista de objetos, y dos habilidades especiales entre las siete que hay para elegir. En momentos determinados de la aventura puede resultarte muy útil alguna de estas habilidades típicas de los exploradores (rastrear, esconderse, fauna y flora, curación, etc.); si la situación lo requiere, el texto te preguntará si tienes tal o cual habilidad, saliendo el personaje airoso normalmente en caso de poseerla.

En la hoja de personaje se echa en falta un espacio dedicado a apuntar las características de los enemigos, algo que se hace harto necesario, sobre todo si se lucha contra más de un enemigo (cosa que ocurre con frecuencia en el primer volumen). Aparte de esto es, al menos para mi gusto, bastante sobria. Se le podía haber incluido algún detalle que potenciara la ambientación del libro.

También habría que hacer mención de las ilustraciones, apartado del que se ha encargado Emiliano Álvarez. Por ahora solo tenemos como referencia el primer título de la serie, pero por lo que he visto, los dibujos son correctos, con ese aire de librojuego que a más de uno le hará recordar la época de Altea. Hay algunos dibujos que flojean un poco, pero otros son magníficos. Sobre el estilo, lo creo apropiado para la serie, aunque, y en esto coincidimos muchos lectores de la primera versión de Leyenda Élfica, nos imaginábamos al protagonista menos “cachas” (véase la portada). Aún así, se puede decir que el ilustrador ha hecho un buen trabajo, cosa que se aprecia sobre todo en algunos detalles como las pequeñas ilustraciones que aparecen salpicadas por todo el libro. Aunque de esto hablaremos con más profundidad cuando analicemos El bosque en llamas.



Títulos de Leyenda Élfica publicados hasta la fecha:

1. El bosque en llamas

Títulos de próxima aparición:

2. El emisario

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno el mini-reportaje sobre Leyenda Élfica. Ahora a esperar y cruzar los dedos para que los de NSR saquen los cuatro títulos de la serie. Si no, tomaremos medidas extremas... ;-)

Archimago dijo...

Yo también espero que pueda ver la luz la serie completa. Es una gran serie, y el señor López se lo merece ;)

Anónimo dijo...

yo creo,que leyenda elfica (toda la saga) es de lo mejor que se ha escrito en el mundo del libro-juego.
si leyenda elfica,no levanta este tipo de literatura (en españa),entonces nada lo levantara.

taleco.

Modelis dijo...

Eso es un comentario que le sube la moral a uno... Y atención, porque en breve se podrá empezar a ver algo del Emisario.